Skip to content

Mirella Campos es un modelo a seguir para sus tres hermanos menores. La recién graduada de San Bernardino Valley College es la primera en su familia en obtener un diploma y también le ha demostrado al resto de sus parientes lejanos que obtener una educación universitaria es posible, incluso si usted está indocumentado, al igual que Campos.

Ahora, Campos, de 20 años, se dirige a la Universidad Estatal de California en San Bernardino con un nuevo título de Asociado en Ciencias para Transferencia (AS-T) en matemáticas. El programa de Título de Asociado para Transferencia es una colaboración entre los Colegios Comunitarios de California y el sistema de la Universidad Estatal de California donde los estudiantes de colegios comunitarios que completan un título en su orientación reciben admisión garantizada como estudiantes de tercer año a una CSU que ofrezca una licenciatura en la misma materia.

"Ha sido muy difícil para mí obtener una educación porque hasta mi último año en (San Bernardino) Valley (College) no recibir obtener ayuda financiera porque no tenía documentos y no tenía un número de Seguro Social," dijo Campos.

Campos dijo que ella vino a los Estados Unidos cuando tenía tres años. Ninguno de sus padres se graduaron de la secundaria. Ella dijo que no tiene recuerdos de México y que tiene la intención de quedarse en el sur de California después de graduarse y convertirse en maestra de matemáticas. Su plan de educación cuando ingresó por primera vez a San Bernardino Valley College fue ser una estudiante de artes liberales y con suerte transferirse a una CSU para convertirse en maestra. Una visita a un club en el campus y más tarde un consejero en San Bernardino Valley College modificaron ligeramente esos planes.

"Me involucré con el programa STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y luego mi consejero me dijo que tenía suficientes unidades para cambiar y estudiar una carrera en matemáticas", dijo Campos. "Cuando solicité la graduación, supe que tenía suficientes unidades para calificar para el AS-T en matemáticas".

Campos dijo que sus amigos y profesores del programa STEM la han incentivado para que se convierta en ingeniera, ya que las latinas son muy solicitadas en empresas a través del mundo.

"Pero no soy muy buena en física o química", dijo Campos. "Solo quiero enseñar. Quiero ser una maestra que pueda cambiar la idea de que las matemáticas son difíciles, enseñándolas de una manera interesante y que no sea aburrida".

CSU, San Bernardino fue la única opción, dijo, ya que el dinero sigue estando escaso y el campus está a sólo 20 minutos de su casa en Rialto.

La Ley DREAM Act de California le ayudará a pagar la universidad. Ella dijo que ya se le notificó que recibirá una subvención Cal.

Con su matrícula y libros pagados, la joven, que lleva un promedio de calificaciones de 3.8, puede enfocarse en obtener las buenas calificaciones que espera que sus futuros estudiantes de matemáticas también obtengan, una vez que ella se convierta en maestra.

"Mucha gente me decía que obtener una educación era imposible porque no tengo documentos", dijo Campos. "Ha sido duro. Pero yo sabía que había una manera. Soy una prueba de eso. Creo que todos los jóvenes deben obtener algún tipo de educación, ya sea un certificado o un título, porque en esta economía un diploma de escuela secundaria no da para mucho. Creo que mi historia puede inspirar a la gente a obtener una educación".